En la parte superior del hotel, existe una casa abuhardillada de estilo rústico que cuenta con siete habitaciones dobles, ideales para grupos y familias.

Cuenta con salón social con televisión satélite y terraza con vistas al complejo natural “Bentayga“, la que Unmanuno calificara como “tempestad petrificada“